Kits de iluminación para fotografía: consejos de compra y los 5 mejores

Si estás aquí probablemente estás buscando un buen equipo de iluminación. Para cualquier fotógrafo es importante aprender a manejar completamente la luz en sus diferentes encuadres y en relación con lo que desea mostrar. 

En este artículo encontrarás los conceptos más básicos, por ejemplo, “cómo funciona la iluminación en la fotografía” hasta tipos de luces, especificaciones técnicas para configurar tu equipo fotográfico y tu kit. 

Por supuesto, vamos a recomendarte los 5 mejores kits del mercado, para que tomes una buena decisión en la que encuentres todos los equipos que necesitas para suplir tus necesidades. 

¡Empecemos!

¿Cómo funciona la iluminación en la fotografía?

La fotografía, independiente al tipo de encuadre, plano o equipo que se usa, tiene como fundamento principal la luz, por eso es tan importante que conozcas todas las posibilidades de crear una correcta iluminación y sus diferentes formas. 

Desde el fotógrafo principiante hasta el fotógrafo profesional, todos deben aprender sobre la iluminación en diferentes espacios y con ayuda de los accesorios. Aunque puede parecer un reto complicado, con paciencia y práctica te darás cuenta de que vas a desarrollar una visión que se adelanta a la toma y encuentra el ángulo de luz perfecto. 

Entonces, ¿cómo funciona la iluminación? No existe un truco único para hacer la iluminación correcta. La iluminación se trata de darle la dirección correcta a la luz por medio de ubicar las fuentes en el ángulo perfecto, para que así cuando se refracta en las superficies o sobre el mismo sujeto y objetos, no haya sombras indeseadas o sobre exposiciones.

Existen diferentes fuentes de luz, intensidades, herramientas y ajustes de la cámara que te ayudarán en el proceso de crear las proporciones ideales de luz. ¡Vamos a conocer cada uno de estos aspectos!

Tipos de iluminación

Cuando hablamos de tipos de iluminación, nos referimos a las posibles fuentes de luz que puedes tener para poder hacer una iluminación correcta, estas luces también tienen características específicas que veremos más adelante. Vamos a empezar con los dos principales tipos de fuente de luz. 

Luz natural

Como puedes imaginarte por su denominación, la luz natural es aquella que proviene de fuentes como el sol o la luna. Debido a su imprevisibilidad, es muy difícil llegar a controlar por completo la luz natural, sin embargo, es la fuente más recomendada ya que da un efecto más natural a tus fotografías y los colores se ven como realmente son sin ningún efecto ajeno. Aunque no se le puede ajustar su dirección, puedes utilizar superficies blancas o reflectantes para que iluminen en cierto ángulo con más intensidad.

Luz artificial

Esta luz proviene de alguna fuente artificial como los bombillos, los flashes o las linternas. Su ventaja es que podrás controlar aspectos como el color, la intensidad con la que se verá en la imagen, la dirección, entre otros. Sin embargo, si no se controla bien y queda muy directa en los sujetos u objetos retratados, puede generar un efecto de palidez.

Para el uso de esta fuente de luz debes tener más conocimientos técnicos como, por ejemplo, el uso de flashes que se pueden graduar o adquirir más accesorios como extensiones, focos de luz de estudio o filtros. 

Factores que influyen en la iluminación

Muchas veces te imaginas la fotografía antes de tomarla, cómo quieres que se vea, si está correctamente iluminada, con sombras y detalles, pero al final el resultado te decepciona. ¿Por qué sucede esto?

Como fotógrafo debes conocer no solo tu cámara sino cómo funciona la luz en ella. En seguida te explicaremos cuatro factores que influyen en la iluminación de tu fotografía y por lo tanto en el resultado final. 

Intensidad de la luz

En este punto, es necesario definir correctamente la intensidad de luz o la exposición que vamos a utilizar en nuestra fotografía. Si no tenemos presente y no sabemos realizar este ajuste, la exposición puede salir mal. Recuerda que: 

  • Subexposición: es el resultado cuando no existe una buena cantidad de luz y se pierde información en el encuadre fotográfico. 
  • Sobreexposición: es el resultado cuando hay mucha luz llegando al sensor, esto se corrige de dos formas: cerrar el diafragma o incrementar la velocidad de obturación.

Calidad de la luz

Este factor tiene relación entre la fuente de la luz y el sujeto u objeto que vamos a fotografiar y se clasifica en dos tipos de luces: 

  • Luz Dura: Con esta generamos sombras, ya que el objeto o sujeto a fotografiar es muy pequeño en comparación al flash o tipo de luz que estamos usando. 
  • Luz Suave: Con este tipo de luz conseguimos un efecto más preciso, pues en efectos como las sombras se nota una guía sutil y mejor detallada. 

Dirección de la luz

Como ya sabrás, gracias a los diferentes tipos de flash existe la posibilidad de direccionar la luz hacia donde desees que se “pose” sobre tu objeto o sujeto.

BLOG DE TIPOS DE FLASH

Esto nos permite reforzar detalles, colores, formas, etc. Las siguientes son las diferentes direcciones de la luz que puedes emplear según tus necesidades.

  • Luz frontal: Minimiza las sombras y ofrece una calidad nítida en cuanto a los colores. Aumenta los detalles de tu objeto o sujeto. 
  • Luz lateral: Esta nos ayuda a dar profundidad a nuestro objeto o sujeto a fotografiar, como un efecto de tridimensionalidad. Y da una excelente textura. 
  • Luz cenital: Está ubicada en la parte de arriba del objeto o sujeto a fotografiar, dando una sensación de profundidad, ya que se dividen muy bien el primer plano del fondo gracias a la luz. 
  • Luz nadir: Es el contrario a la luz cenital, desde abajo. No crea profundidad de campo, por el contrario, hace unas sombras un poco extrañas y no tan naturales.

Dato curioso: Es importante que sepas que este tipo de ángulos de la luz también existen en los ángulos de la fotografía y es importante que las recuerdes.

Color de la luz 

Se conoce también como la temperatura del color. Varía según ubiques las luces para tus encuadres y la posición de tu objeto o sujeto. Esto pasa en el momento en que la luz se posa sobre nuestro modelo, se determina si es un color cálido que se representa por el color rojo, o si es un color frío que se representa por el color azul. 

Lo ideal es que compensemos la luz para que la temperatura de color esté en un tono anaranjado medio o configurarla durante el revelado de los archivos, en preferencia de formato RAW.

Aspectos de la cámara que te ayudan en la iluminación

Además de manejar las fuentes de luz externas, también puedes complementar la iluminación con aspectos de la cámara. Así, esas luces extras quedarán en una exposición correcta y tendrás una fotografía brillante pero equilibrada. ¿Quieres conocerlos? 

¡Sigue leyendo!

ISO

Como ya debes saber, la sensibilidad ISO en las cámaras es la capacidad de recepción de luz que tiene la cámara según el sensor. Lo ideal con esta configuración es mantenerla lo más bajo posible para que no te genere ruido o un efecto de sobreexposición en las fotografías.

En ambientes de poca luz puedes aumentar sus valores, pero el ideal es que para no llegar a rangos extremos, complementan con luces externas y con las otras configuraciones de la cámara.

BW (Balance de blancos)

El ajuste de blancos es la configuración encargada de captar la tonalidad de los colores. Con su uso adecuado no quedarán saturados ni cambiarán su tono por la luz externa que estés utilizando. 

Para hacer un ajuste correcto tienes dos posibilidades: puedes configurar la cámara según las opciones que te aparecen en este menú (automático, luz artificial, luz natural, etc.), pero no es seguro que quede adecuado porque al ser mecánico puede que no sea el tipo de luz igual al que está programado. Y la otra opción, que recomendamos más, es tomar una hoja blanca o alguna superficie blanca y hacer una toma con el ajuste de la luz reflejada allí, así hará los ajustes necesarios. 

Apertura del diafragma y velocidad

El diafragma de la cámara es el lugar por donde atraviesa la luz en la cámara. Por eso, saber controlar su apertura es tan fundamental en la iluminación. Entre más abierto se encuentre el diafragma, mayor cantidad de luz pasará, y lo mismo en sentido contrario, pues es una relación directamente proporcional.

Si estás usando una luz muy fuerte y en gran cantidad, asegúrate de no abrirlo mucho y ajustarlo con las demás configuraciones que te mencionamos para que así quede equilibrado. 

Top 5 de los kits de iluminación para fotografía más recomendados

ESDDI – Kit de iluminación básico

Es nuestro primer kit recomendado debido a su capacidad de maximizarse. Con esta funcionalidad podrás cubrir mayores ángulos de luz, especialmente desde arriba, para borrar o difuminar las sombras que suelen aparecer en los rostros por las facciones de la cara.

Otra de sus ventajas es su practicidad al momento de movilizar, montarlo y desmontarlo. Al ser un kit tan completo, lo primero que se piensa es que es pesado y difícil de acoplar. Sin embargo, en este caso es todo lo contrario, cuenta con un equipaje ligero y varios compartimientos para una fácil acomodación.

Este Kit incluye dos luces tipo ventana, ¿qué quiere decir esto? Se refiere a las luces de estudio que parecen un cuadrado sobre una especie de trípode. Son ideales para dar luz desde dos direcciones o para crear efectos de sombras. 

En cuanto a sus desventajas está que no incluye batería, por lo cual deberás mirar cuáles son las requeridas y adquirirlas antes de empezar a usarlo. ¡Ten en cuenta esto para que no te tome por sorpresa justo en una sesión!

CRAPHY – Kit de iluminación

Es un kit que te permite hacer fotografías que necesitan de luz suave, pues sus bombillos producen una tonalidad difusa pero que alcanza a iluminar un espacio grande. Sus trípodes y luces incluyen un cabezal que permite ángulos de 180° para poder hacer tomas en la dirección que gustes. 

Incluye un telón para ubicar en el fondo, este te permite trabajar en cualquier espacio y también agregar luego en edición efectos con programas especiales, ¡como en las películas!

Cuenta con un trípode que puede subir hasta dos metros de altura, así podrás hacer tomas de grupos de personas o de entornos amplios, sin perder ninguna parte de la escena.

Al ser un kit tan completo puede llegar a precios poco asequibles, por lo que tendrás que ajustar tu presupuesto o pensar en empezar con un kit más básico antes de adquirir este. 

NEEWER – Kit de iluminación

Como nuestro tercer recomendado, tenemos este kit de la marca Neewer, este equipo es perfecto para aquellos que les gusta la fotografía de industria y arte. Es perfecto trabajar en estudio con este kit ya que ilumina completamente el espacio. 

En cuanto a precisión, cuenta con un accesorio de difusión que regula la luz al momento de tomar la fotografía y sus bombillos tienen 85W de potencia. Para comodidad durante la sesión, esta bombilla tiene temperaturas bajas, así se evita que los equipos se calienten excesivamente.  

Lo que resalta de este kit es su soporte de luz o trípode, ya que es capaz de soportar mucho peso y tiene un bloqueo de altura en la que desees ubicarlo. 

Una desventaja es que no cuenta con telones de fondo y bombillas extra. Por lo demás, contiene 2 difusores de 60×60 cm, 2 bombillas de luz de 85 W, 2 soportes de luz ajustable o trípodes de 80 cm como mínimo y 250 cm como máximo y su respectiva bolsa, para que puedas llevar tu kit a cualquier lugar. 

PHOTO MASTER – Kit de iluminación.

Este es un kit perfecto para grabaciones debido a su tratamiento uniforme de la luz. Dentro de este kit puedes encontrar dos luces que alcanzan una potencia de 125W, una potencia suficiente como para iluminar espacios grandes sin ningún inconveniente. 

Te permite varios ángulos de visión ya que tiene una cabeza giratoria de hasta 210 grados, lo que convierte las luces en un equipo versátil y bastante flexible. 

Los trípodes para luces vienen con tres patas con las cuales estarán a salvo de cualquier posible caída que pueda dañar o afectar las bombillas. Además, el material en el que están construidas es aluminio sólido, así que este kit es uno de los más resistentes en el mercado. 

Sin embargo, tiene dos grandes desventajas. Por un lado, no trae bombillos de repuesto por lo cual deberás buscarlos en tiendas especializadas y, por otro lado, no cuenta con un telón para el fondo por lo cual no se puede adecuar a cualquier tipo de ambiente. 

AMZDEAL – Set de iluminación con dos softbox

La característica principal de este kit es el tamaño compacto y ligero del softbox en comparación a otros tipos de kit, su material es ideal para direccionar la luz de manera uniforme, dando claridad no solo en tus fotografías sino también en el estudio. 

El soporte de aluminio es ligero, los trípodes son capaces de girar 210 grados. Consigue una altura de 68 cm y máximo 200 cm. El Softbox funciona de una manera muy sencilla, lo extiendes como al abrir una sombrilla y lo fijas con un “anillo” en el centro. Luego de eso puedes colocar los bombillos para usar tu kit. 


Ten en cuenta que la iluminación correcta depende más de ti que de los equipos que utilices. Los kits de iluminación, los flashes y demás accesorios de luz son herramientas que te facilitarán un poco más el trabajo, pero el objetivo real es lograr conseguir fotos equilibradas lumínicamente haciendo un buen control de exposición.

Las recomendaciones que te dimos están basadas en la facilidad de movilidad y en su calidad, sin embargo, dependiendo del uso que le puedas dar al kit puede haber otras opciones quizá un poco más amplias. Otra opción que tienes es adquirir un kit básico e irle comprando complementos, como más luces, otros trípodes, fondos más amplios, entre otros. 

¡La herramienta principal de todo fotógrafo es la luz! Práctica constantemente con diferentes luces para que así llegues a la iluminación perfecta en todas tus tomas.

Si tienes alguna duda o quieres aprender de otros temas de fotografía te recomendamos leer nuestros blogs sobre conceptos básicos, guías de compra y muchos temas de interés sobre fotografía.