Todos los pasos para elegir el objetivo adecuado para tu cámara

Si ya conoces qué es el cuerpo de la cámara, la pantalla y el visor, pensarás que son los únicos elementos esenciales de la cámara fotográfica. Pero la verdad es que no le damos el protagonismo que merece a un elemento en especial y que sin duda alguna es una de las partes más importantes de la cámara. Esta parte es el objetivo de la cámara, más conocido como el lente

¿Por qué es importante? Verás, es porque a través de él podrás experimentar con diferentes tipos de formatos de fotografía, dejando que tu creatividad se vea reflejada en tus imágenes. Por eso, en este artículo encontrarás la información necesaria para elegir el objetivo adecuado para tu cámara. Al final del artículo esperamos que sea más fácil para ti tomar una decisión de compra ideal. 

Vas a encontrar a continuación cinco pasos. Estos constan del

  1. Conocimiento básico del funcionamiento del objetivo.
  2. Determinar cuál es tu interés.
  3. Conocer los objetivos que vas a encontrar en el mercado ¡Sí, hay una gran variedad!
  4. Conocer otras características que te ofrecen los objetivos.
  5. Revisar aspectos que debes tener en cuenta antes de tu compra. 

Primer paso: Conoce más sobre el objetivo

Como ya lo mencionamos, el objetivo o lente es la parte de la cámara que dirige los rayos de luz hacia el sensor. Esto es lo que hace que nuestras fotografías tengan un estilo propio y profesional. 

El objetivo recibe los rayos de luz y modifica su dirección para crear la imagen. En otras palabras, los objetivos sirven para distribuir la luz hacia el sensor. Para poder ordenar que la luz se distribuya de determinada forma, las distancias focales entran en juego.

El proceso de enfocar lo que hace en realidad es coincidir el sensor con el foco de la cámara, dando como resultado una imagen nítida. Quizás primero debas conocer a mayor profundidad los conceptos básicos sobre objetivos.

Características principales de un objetivo o lente. 

Según el objetivo, se cumplen una serie de características que lo harán más idóneo para el trabajo a realizar, te las mencionamos a continuación. 

  • Distancia mínima de enfoque: Como su nombre lo indica, es la distancia mínima en la que se puede enfocar. Si se realiza una fotografía por debajo de esa distancia, el objetivo no enfoca y la imagen pierde nitidez, por lo que probablemente salga borrosa. 
  • Apertura máxima de diafragma: Cada objetivo cumple con una apertura máxima de diafragma. Si no sabes qué es esto te invitamos a leer todo sobre fotografía para principiantes. 
  • Distancia focal mínima y máxima: Hace referencia al grado de zoom con el que cuenta el objetivo. Un objetivo puede ser de focal fija o focal variable, esto significa el tipo de zoom que tiene el objetivo o lente. Más adelante te explicaremos mejor este concepto.
  • Estabilizador de imagen: Gracias a este sistema se reducen las vibraciones facilita que las fotos no salgan movidas o con distorsión. Y este sistema lo puedes encontrar integrado en el objetivo o en el cuerpo de la cámara.
  • Enfoque: Este sistema varía según la gama del objetivo que tengas. Claramente, los objetivos de alta gama permiten enfocar de una manera más eficaz y en condiciones malas de luz. Un sistema  importante y necesario para fotografías en las que haya mucho movimiento. 
  • Calidad de construcción: Es importante que tengas claro que el precio es proporcional a la calidad del objetivo que quieres adquirir. 

Segundo paso: ¿Cuál es el objetivo correcto según tu interés?

Para poder hacer la elección adecuada de tu objetivo, después de comprender a profundidad qué es el objetivo y sus características, el siguiente paso fundamental es plantearte la siguiente pregunta: ¿Para qué quiero comprar el objetivo?

Para poder responder esa pregunta debes tener claro cuál será el uso que le darás a tu objetivo. Entre tus posibilidades piensa bien si lo utilizarás para algún evento en especial o si quieres mejorar tu equipo, o si lo quieres utilizar por recomendación de alguien para lograr cierto efecto especial. 

A partir de la respuesta de esa pregunta podrás realizar una mejor compra y de igual forma tener mayor conocimiento al momento de utilizarlo. Por eso, a continuación, te daremos una breve lista de las posibles situaciones en las cuales puedes utilizar un objetivo y cuál sería el recomendado para ello.  

Paisajes, naturaleza, panoramas y escenas urbanas

Si tu interés en conseguir otro objetivo es para tomar fotografías de paisajes o de imágenes con amplios campos visuales, necesitarás un objetivo del tipo gran-angular.  

Este tipo de objetivos son los ideales. ¿Por qué? Porque pueden captar una amplio ángulo, tal como lo dice su nombre, hace que puedas capturar en tu fotografía la escena ideal tal como la deseas. 

Una de las características principales de estos objetivos, que te facilitarán el trabajo ya que tienen una distancia focal pequeña.

Retratos

En caso de que tu mayor interés por adquirir un nuevo objetivo sea tomar fotografías tipo retrato, el objetivo recomendado es uno de 50mm para arriba. Aunque se puede retratar con uno menor, lo normal es utilizar aquellos que se mueven entre los 50mm y los 70 mm por norma general. Esto hace posible disparar también a mayores distancias focales, ya que te darán un plano más focalizado de la imagen.

Otra característica del objetivo para la fotografía de retratos es la apertura del diafragma. Necesitarás un objetivo cuya apertura sea grande (número f/ lo más pequeño posible). Por ejemplo, un f/3,5 te sería útil, pero si fuera inferior, mejor aún. Si aún no manejas muy bien la escala de la apertura de diafragma, te invitamos a que leas nuestro artículo Conoce tu cámara digital parte por parte donde encontrarás esta característica más detallada. 

Otra posibilidad para la fotografía de retratos es el objetivo de focal fija. Estos son objetivos donde la distancia focal no cambia. Los dos más recomendados de esta referencia son el 35mm y el 50mm. Los resultados serán de una muy buena calidad debido a que, por un lado, al ser fijos ofrecen un mayor nivel de especialización y su resultado óptico está pensado justamente para esa distancia focal concreta.

Macro

La fotografía macro es una de las preferidas tanto para los fotógrafos como para los espectadores, debido a esos pequeños detalles que normalmente están en nuestra cotidianidad pero solemos ignorar. Algunos ejemplos son, los pliegues de piel, insectos, hojas de árbol, pétalos de rosa, objetos caseros. 

Si tu interés tiene que ver con este tipo de fotografías, te aconsejamos usar un objetivo de larga distancia focal. A partir de los 70mm en adelante podrás obtener excelentes resultados. 

Este tipo de fotografía no la puedes realizar con un objetivo normal ya que tienen la capacidad de enfocar a cierta distancia ya establecida. Si intentas acercarte no vas a lograr enfocar tu objeto. Por eso existen en el mercado objetivos específicos Macro, que cumplen con todas las características y funciones que requieres. 

Deportes, acción, niños

La fotografía deportiva o de acción no permite que te acerques mucho al sujeto o a la situación que quieres retratar. Por ejemplo, viendo un partido de fútbol en un estadio, una carrera de motos, o incluso intentando fotografiar niños quienes están en constante movimiento. 

Sin embargo, si ese es tu interés, existe la posibilidad de facilitar el trabajo con el uso de un teleobjetivo que alcance lo máximo posible, pero que también ofrezca versatilidad para cambiar de una larga distancia focal tipo 200mm a una corta como 60mm o 50mm. Esto te ahorra el trabajo de estar cambiando de objetivo y así lograr la toma ideales desde largas distancias.

Tercer paso: ¿Qué tipos de objetivos puedes comprar?

En el mercado de la fotografía podrás encontrar una gran variedad de objetivos, con distintas posibilidades, diferentes marcas y referencias. Por esa razón, es importante que antes de tomar la decisión de tu compra entiendas bien todas las opciones que tienes que se podrán acomodar a tu presupuesto y a tus necesidades específicas.  

Originales

Las marcas que fabrican objetivos y que tiene más demanda en el mercado son Canon, Nikon, Pentax y Sony. Sin embargo, debes saber que estas ofertas implican un mayor costo debido a que son originales, y te dan ciertas garantías que otras referencias no te podrán ofrecer.

La ventaja de comprar este tipo de objetivos es que, como lo mencionamos antes, tendrás algunas garantías que ofrecen las marcas reconocidas como originales. Por ejemplo, garantía de durabilidad a mayor plazo, garantía por una incompatibilidad inherente a la referencia, una calidad mayor debido a que son nuevos, entre otras. 

Compatibles

Después de saber acerca de las marcas originales, también es importante que sepas sobre la existencia de marcas que fabrican objetivos para ser utilizados con otras marcas. Es decir, no son directamente los mismos fabricantes de tu cámara, pero también se dedican a la producción de objetivos completamente compatibles. 

Entre las más reconocidas y que te recomendamos están principalmente dos: Sigma y Tamron, aunque existen otras como Tokina, Samyang o Yongnuo

La gran ventaja que te ofrecen estos objetivos es que suelen ser ligeramente más económicos que los objetivos originales del mismo fabricante de tu cámara, y realmente su calidad no tiene gran diferencia.

De segunda mano

Los objetivos, aunque hay de todos los precios, no suelen ser baratos y, a veces, el que quieres se sale de tu presupuesto. Por eso, es necesario que sepas que cuentas con la posibilidad de recurrir a ópticas de segunda mano, siempre y cuando tengas en cuenta ciertos consejos que te serán útiles al momento de elegirlos. A modo general son las siguientes:

  • Apariencia física
  • Cristales
  • Botones del objetivo
  • Controles de enfoque y distancia focal
  • Calidad de enfoque
  • Garantía
  • Compatibilidad

Si prestas atención a cada uno de esos detalles te podemos asegurar que, aunque sea de segunda mano, tendrás un objetivo que te puede durar bastante tiempo y que te ofrecerá una buena calidad. 

Análogos

Como ya te hemos dicho, existen gran variedad de objetivos y dentro de ellos existen los objetivos analógicos. Estos te ofrecen la posibilidad de ser heredados o que los encuentres fácilmente de segunda mano, por un precio realmente bajo.

Existe una ventaja con este tipo de objetivo. Puedes usar tu cámara digital con objetivos analógicos, funciona a través de un adaptador, aunque debes  tener en cuenta que tienen sus limitaciones. Por ejemplo, debes enfocar manualmente y cambiar la apertura de diafragma desde el mismo objetivo girando las respectivas anillas desde el objetivo.

Cuarto paso: ¿Qué otras características debes tener en cuenta para elegir tu objetivo?

Objetivos para formato completo o para APS-C

Te estarás preguntando ¿Qué es esto, formato de qué…? Bueno, no creas que realmente todos los objetivos pueden servir a todas las cámaras, existen unas características a tener en cuenta. Algunas cámaras son de formato completo o full frame y otras tienen un sensor más pequeño, a este sensor se le conoce como APS-C. 

Los objetivos diseñados para cámaras Full Frame son compatibles con cámaras APS-C. Sin embargo, los objetivos diseñados para APS-C no son compatibles con cámaras Full Frame. 

Objetivos de zoom o de focal fija o de zoom o focal variable. 

A continuación, hablaremos de las características con las que cuentan estos objetivos y una recomendación final para que tomes tu decisión. 

  • Focal fijo (zoom fijo): 
  1. Los objetivos fijos contienen menos elementos ópticos, es decir su peso es menos a comparación del zoom variable. 
  2. Estos tienen un precio más asequible que el focal variable, de nuevo un punto más. 
  3. Si hablamos de calidad y nitidez, estas ópticas fijas sólo necesitan rendir en la distancia focal para la que están diseñadas, dando a las imágenes la nitidez que buscamos. 
  4. Si hablamos de versatilidad, los objetivos variables ganan la contienda. Esta óptica no te da la posibilidad de alcanzar un zoom nítido y con posibilidad de movimiento sin alterar el punto de vista realizado en el encuadre. 
  • Focal variable (zoom variable)
  1. Los objetivos variables contienen más elementos ópticos, podríamos decir que, en este aspecto, los objetivos focales ganan puntos. 
  2. Su precio es más elevado, debido a la luminosidad del objetivo y su construcción más complicada. 
  3. En calidad y nitidez, estas ópticas deben cubrir múltiples distancias. Esto significa, que estos objetivos siempre van a ser más propensos a la distorsión y la aberración cromática. 
  4. Para hablar de versatilidad, esta óptica nos brinda la posibilidad en esas ocasiones en las que no es posible movernos para buscar un punto de vista diferente o acercarnos a las cosas. Allí cumple con su característica principal, alterar el punto de vista sin moverse del sitio. 

Sí, esta contienda evidentemente la ganó el óptico focal variable. Sin embargo, debes tener en cuenta cuál es el objetivo y qué es lo que quieres conseguir en tus fotografías. La flexibilidad que te va a dar el óptico focal variable es muy grande, pero, como has visto, tiene contrapartidas importantes. 

Autoenfoque

Esta es una función bastante utilizada a la hora de hacer fotografías con rapidez, la cámara capta la imagen y se enfoca por sí sola. No todos los objetivos vienen con esta opción, aunque sí cuentan con el modo de enfoque manual. 

Apertura de diafragma

Esta resulta ser una de las características que más debes tener en cuenta a la hora de adquirir tu objetivo o lente, todos permiten al fotógrafo variar la apertura del diafragma en función de la situación. Entre más grande sea la apertura (más luz), menor profundidad de campo (poca zona enfocada) y entre más pequeña sea la apertura (menos luz), más profundidad de campo tendrá (zona más enfocada). 

Distancia focal

La distancia focal se representa en milímetros (mm), este es  el cálculo de la distancia que indica cuánto se capturará en realidad de la escena o llamado ángulo de visión.

  • Distancia focal larga: Cuanto más estrecho es el ángulo de visión y mayor será el aumento. 
  • Distancia focal corta: Mientras más corta sea la distancia focal, más ancho será el ángulo de visión y menor será el aumento. 

Sellado

Así como las cámaras están “selladas” contra el polvo o agua, existen objetivos que vienen sellados y resulta útil si el tipo de fotografía que vas a realizar es en ambientes y condiciones adversas. 

Quinto paso: Últimos aspectos a tener en cuenta para elegir tu objetivo

Marca

No es obligación comprar objetivos o lentes de la misma marca de tu cámara, como te mencionamos hay otras empresas que fabrican estos accesorios, cuya principal característica es que la calidad prima por encima de todo. 

Estas marcas son firmas independientes como Samyang, Tamron y Tokina que fabrican objetivos en distintas monturas para todo tipo de cámaras.

Presupuesto

Por supuesto que el dinero es uno de los aspectos más importantes y que tiene más limitación para muchos de nosotros. Pero, ten en cuenta que en el mundo de la fotografía obtienes lo que pagas y un objetivo barato generalmente es peor que uno de alto rango, tiene sentido.

¡Pero lo importante es el precio relativo! Lo ideal es que tengas claridad de para qué quieres tu objetivo, qué funciones necesitas que cumpla, así determinas si necesitas materiales que protejan extremadamente bien tu objetivo o no es tan necesario porque no los usarás en zonas ambientales extremas y contiene las características de zoom y calidad que buscas variando el precio según tus necesidades. 

Estabilización

La estabilización del objetivo o lente tiene que ver con la construcción y el tamaño. De esto surge otro factor que es la luminosidad, ya que el tamaño aumenta considerablemente si queremos una lente más luminosa. 

Pero aparte de todo esto, siempre es bueno considerar un objetivo o lente que tenga un estabilizador integrado. No te vamos a mentir, si queremos un objetivo o lente con esta característica, el precio puede subir considerablemente, pero como su nombre lo indica, te proporcionará una excelente calidad y estabilización en el resultado final de tu fotografía. 

Diámetro del objetivo

Más que una característica, es una medida que debes tener en cuenta al conocer tu cámara muy bien. Si sabes estos datos, te será mucho más fácil comprar accesorios para tu lente como, por ejemplo, un filtro o un parasol. 


Conclusión

Recuerda seguir estos pasos para que elegir un lente u objetivo para tu cámara sea mucho más fácil. Además, asegúrate de darle prioridad a tu interés y a tus necesidades sobre la marca o el valor. Quizá tengas que ahorrar un poco más pero siempre será útil pensar en el uso que le darás más adelante. 


Por último, ten presente que una de las características más importantes a tener en cuenta es la compatibilidad. Puede que un objetivo sea una excelente opción debido a la funcionalidad que te ofrece o que se acomode a tu presupuesto. Pero, si no te aseguras de esto, deberás hacer otra compra o pensar en algún cambio.