Fotografía gastronómica: ¿Cómo hacer que la comida se vea atractiva?

¿Qué es la fotografía gastronómica?

La fotografía gastronómica también es conocida como fotografía de comida. Se dedica a retratar alimentos que deben verse provocativos para los espectadores. Es usual que sea utilizada para restaurantes, para marcas dedicadas a la producción de alimentos en masa o para promocionar algún nuevo producto de esta clase. 

Esta fotografía es bastante creativa, pues el propósito es hacer lucir la comida provocativa y llamar la atención del público para inducir la compra. Por ejemplo, una fotografía gastronómica de calidad es aquella que captura los movimientos de las salsas de un sartén o la mantequilla derretida sobre alguna tostada. Todo va en crear efectos que generan una especie de “antojo” a la audiencia. 

Características principales

  • Son fotografías que en toda su composición están pensadas al detalle, cada ingrediente debe verse bien plasmado y sobretodo llamativo. 
  • Son fotos que suelen retratar alimentos recién hechos o recién servidos, el calor y la frescura en los alimentos se notará al momento de hacer la captura. 
  • Es importante conocer sobre los alimentos que se van a capturar, así se sabe que aspecto es más destacable y debe ser el foco de atención. 
  • Suelen utilizarse superficies o fondos neutros. Esto genera que no haya ninguna distracción y así toda la atención guíe la mirada del espectador a la comida.
  • Normalmente cuenta historias, por eso aparecen personas o manos probando los productos. Involucrar a otros genera mayor cercanía del posible comprador al producto. 
  • Aunque parece muy vistosa, esta fotografía no utiliza mucho filtros. La idea es que la imagen se vea bastante real en comparación al producto que se servirá en el restaurante. Pero, todos hemos vistos casos en los que no es así.
  • Juega bastante con los contrastes de los colores, las comidas suelen utilizar variedad de ingredientes, para eso utilizan platos blancos o de colores neutros. 

Consejos para la fotografía gastronómica perfecta

Atención en los detalles

Cada detalle cuenta en la fotografía gastronómica, desde la acomodación de los vegetales por pequeños que sean, los granos de condimentos, hasta los detalles más grandes como las salsas o las carnes.

Para que una fotografía sea atractiva a un posible consumidor es importante que se vea cada ingrediente y que se vean frescos y, sobre todo, muy parecidos a cómo se verán al momento de la compra. 

Iluminación

Lo más recomendable es que hagas este tipo de fotografía con luz natural. Al utilizar luz artificial como el flash pueden haber reflejos en los platos o puede verse un poco falsa la comida.

En caso de que consideres obligatorio el uso de luces artificiales debido a una falta de fuente natural, asegúrate de usar dispersores para que así la luz no dé directamente en la comida. 

Profundidad de campo

Con un buen uso de la profundidad de campo, podrás enfocar y desenfocar lo que prefieras. Por ejemplo, puedes darle más protagonismo a los alimentos y generar un poco de desenfoque en los utensilios de comida o en la mesa. Con ayuda de la profundidad de campo, podrás lograr mayor atención en el punto que desees de tu foto. 

Encuadre

Para hacer un buen encuadre, procura hacerte al nivel del plato y de la comida, así se resaltan más los detalles, también intenta estar lo más cerca posible. Aunque algunas veces se busca un plano más general que muestre toda una mesa, estos consejos de cercanía te ayudarán a capturar todos los detalles posibles. 

Contraste de colores

Intenta que tus platos y los fondos de mesa que utilices sean de colores neutros y sin muchas formas pues esto podría generar distracciones en el espectador. Recuerda siempre que lo más importante es la comida, por eso no llenes de cosas el plato y mucho menos agregues mucha decoración, lo que debes destacar son los colores de los alimentos, las verduras y demás ingredientes. 

Equipo necesario para la fotografía gastronómica

Siempre se puede hacer uso de elementos caseros para tus fotografías, sin embargo, no se puede negar que es necesario un equipo algo más profesional para poder lograr fotografías de calidad a los más altos niveles.

A continuación te daremos una breve explicación de algunos que te serán útiles para la fotografía gastronómica. 

Objetivo

Para empezar, te recomendamos que utilices una cámara que tenga la posibilidad de intercambiar objetivos, pues dependiendo del encuadre que quieras hacer pueden servirte diferentes tipos. 

Te recomendamos dos objetivos en específico para la fotografía gastronómica:

Empezaremos por el objetivo 50mm. Este tiene la función de asemejarse lo máximo posible a la vista y percepción humana. Además de darte una muy buena nitidez, también genera que los espectadores tengan una aceptación mayor por la comida, pues al ser tan cercano a lo que nosotros vemos, habrá cercanía con el producto y considerarán que será muy similar al que será consumido. 

También te aconsejamos que como segunda opción tengas un objetivo tipo macro. Este lente, al ser tan preciso en los detalles pequeños, puede servirte en caso de que quieras acercarte mucho a la comida o enfocar un elemento en especial. 

Reflector

Como te hemos mencionado en otros blogs, es importante saber redireccionar la luz y esta es una función que te ayudarán a cumplir los reflectores. En el mercado vas a encontrar redondos, cuadrados y de diferentes colores. Existen diferentes kits de iluminación para que puedas complementar tu equipo fotográfico.

¡Te recomendamos! Etekcity Reflector de luz 5 en 1 para fotografía. Viene con reflectores dorado, plateado, blanco, negro y translúcido. Incluye bolsa de transporte y un panel translúcido que te da cinco efectos de fotografía. 

Escenografía

Es importante que en esta disciplina de la fotografía no solo conozcas las técnicas y tengas equipos que te ayuden a tomar buenas fotos, también es bueno que tengas conocimientos de escenografía, que identifiques colores y utilería que le darán vida a tu fotografía final. Todo va en la creatividad que quieras imprimir en ese resultado.

Algunos de estos utensilios son: 

  • Fondos. Estos pueden ser telas, cartones o puedes adecuar un espacio que haga juego con la muestra culinaria que deseas retratar. Incluso puedes hacer un mini estudio casero.
  • Vajillas, platos y utensilios de cocina como cucharas y vasos. 
  • Madera y/o mármol, serán las bases de tus platos y le darán un toque especial.  
  • Para contar una historia necesitas elementos cotidianos, pueden ser cafeteras o saleros, ollas, etc. 

Ajustes de la cámara recomendados

Los ajustes de la cámara, como lo hemos repetido en otros blogs, son exactamente los mismos. Debes cuidar y tener presente el triángulo de exposición y jugar con estos elementos, según la fotografía que desees tomar. ¡Recuerda!

  • ISO: El ISO bajo va a lograr que obtengas una mayor nitidez. Si este ajuste sube mucho, puedes obetener ruido en la foto. 
  • Apertura del diafragma: Esta disciplina fotográfica necesita que se enfoque en el objeto a fotografiar, la comida en este caso. Es por eso que la profundidad de campo debe ser poca. Para esto puedes trabajar con valores de f/1.4. 
  • Velocidad: Si las fotos que vas a realizar tienen efectos como la sal cayendo, el café o vino siendo servido, debes usar mucha luz y una velocidad alta para congelar ese movimiento. O, por el contrario, si lo que quieres es continuar su recorrido, usa velocidades lentas.
  • Histograma: Es el ajuste fiable de que tu imagen está en una correcta exposición. 
  • Trabajar en RAW: Para poder editar tu imagen y obtener mayor información este es el formato que te va a dar mejores resultados. 
  • Balance de blancos: este ajuste es bastante importante ya que te ayudará a dar las luces cálidas, naturales o luces frías. Recuerda que lo ideal es que la comida se vea natural y la luz juega un papel importante. 

Conclusión

Todo lo que acabas de leer son los consejos, técnicas y equipos que podemos darte para realizar fotografía gastronómica. Sin embargo, en el resultado final influyen la inspiración y creatividad. Encuentra muchas ideas, revisa portafolios, fotografías en revistas y prueba. Toma tu cámara y mejora tus técnicas. 


Recuerda que la fotografía gastronómica no es la única rama de la fotografía, sino que existen diferentes disciplinas en las que te puedes especializar.