Cómo elegir el flash para tu cámara + Top 5 de flashes recomendados

Existen muchas dudas alrededor de la fotografía, qué cámara comprar, qué objetivo es el indicado, cuidados, especificaciones técnicas y mucho más ¡La lista es extensa! Y en este artículo vamos a solucionar una inquietud de las mil que puedes tener. 

Vamos a contarte cuáles son las mejores opciones a la hora de comprar tu flash, si es necesario para tu cámara, los tipos de flash que existen, para qué sirve y por supuesto un Top 5 de los mejores flashes que podrías adquirir. 

¡Empecemos! 

Qué es el flash y para qué nos sirve

Ya debes tener claro que la fotografía es luz. Esta luz la captamos a través de nuestra cámara y genera incidencia sobre distintas superficies para llegar al sensor de nuestro equipo y revelar la foto. 

Gracias a esta incidencia de luz se pueden apreciar reflejos, sombras y colores. Es por esto que, como fotógrafo, debes aprender a manejar y moldear la luz a tu favor, para captar tu imagen de la mejor manera. En las cámaras fotográficas vas a encontrar: 

  • Cámaras gama baja/media: Flash integrado.
  • Cámaras gama alta/profesional: No tienen flash. 

¿A qué se debe esto? ¿Acaso una cámara profesional no debería contar con su flash? Las cámaras de gama baja/media te ofrecen un flash integrado que iluminará hasta una distancia de 3m aproximadamente y no vas a ver gran diferencia en una foto tomada con el flash y sin él. 

Existe un accesorio para estos flashes integrados que es el difusor de flash. Te ayudará a tener una luz más agradable y potenciar un poco más el flash, pero realmente no hay una gran mejora. Es por esto que las cámaras de gama alta no incorporan este tipo de flash, como fotógrafo profesional vas a necesitar un mejor flash que cubra todas tus necesidades. 

Estas son algunas de las razones por las que es importante incorporar un flash en tu equipo de trabajo: 

  • El flash te permite moldear la luz, determinar hacia dónde va dirigida y qué quieres resaltar en tu encuadre. 
  • Un flash en modo manual te permite ajustar su configuración en el punto exacto en que necesites.
  • Al usar un flash externo y contar con baterías propias, no agotará la batería de tu cámara fotográfica.
  • Más potencia y velocidad gracias a su configuración de sincronización.  

Ahora que tienes un panorama general, te contaremos qué tipos de flash encontrarás en el mercado. 

Tipos de flash para cámaras 

En el mercado vas a encontrar variedad de flashes, a continuación conocerás no solo los tipos sino sus características y el modo de usarlos: 

Flash incorporado

El flash integrado a la cámara, como te mencionamos anteriormente, no se encuentra en las cámaras profesionales. Sin embargo, en las gamas baja y media sí vas a poder contar con este elemento. 

Nos va a servir para hacer fotografía social, aunque nos va a limitar muchas funciones ya que siempre va a estar en la misma posición y no podremos jugar con la dirección de la luz. 

Para accionar este elemento, basta con un botón en forma de rayo que por lo general está cerca al obturador de tu cámara fotográfica. Al ser un flash que no te permite hacer nada extraordinario, no tenemos más que comentarte en este apartado. 

Flash anular 

Este tipo de flash, como puedes intuir por su nombre, tiene forma de anillo y esta es su característica principal, se ubica alrededor del objetivo de nuestra cámara y produce una luz frontal difuminada. 

Generalmente se usa para fotografía de retrato, en donde se busca resaltar maquillaje o el rostro del modelo. También es muy usado en fotografía macro de estudio, por ejemplo, para realizar catálogos de joyas. 

Este equipo viene en dos partes, la primera es su unidad de montaje, en la que el flash puede unirse a la cámara, y la segunda es el flash circular que se pone alrededor del objetivo. 

Este flash anular te permite ajustar los diferentes tubos de luz que posee dentro de su montura y, al ajustarlo de forma manual, podrás crear sombras, efectos tridimensionales y medir la dureza de luz que quieres en tu sujeto u objeto. 

Flash externo

Con este tipo de flash puedes direccionar la luz con más precisión en casos donde el sujeto u objeto se encuentran a una distancia grande de la cámara. 

Los flashes externos usan batería independiente a la de la cámara, por lo cual no tendrás la preocupación de estar agotando la del equipo durante las tomas extendidas.

Para distinguir la diferencia entre estos flashes, puedes buscar el número de rango que tienen, este se refiere al alcance que tiene la luz en distancia. 

Al analizar esta característica, enfócate en el tipo de fotografía que vas a realizar, pues dependiendo de qué tan larga sea la distancia de la toma, podrás hacer la elección. Además, según la marca y la referencia del flash, los valores de distancia van cambiando.

Existen unos ajustes en este tipo de flash, te los explicamos a continuación: 

  • Manual: Este tipo de ajuste es que tú mismo controlas el flash en cuanto a la duración del destello y el zoom, que te permite adecuar el ángulo de la luz. 
  • TTL o automático: Significa Through The Lens, recoge toda la información que recibe la cámara a través del objetivo. Con estos valores se ajusta automáticamente tanto el destello como el zoom. Si deseas, en cualquier momento puedes ponerlo en modo manual. 
  • Multi: Este ajuste no es muy utilizado, sin embargo, se usa para fotos creativas en donde el flash hace, como lo indica su nombre, disparos múltiples para captar imágenes. Crea una secuencia dentro de la misma fotografía. 

Flash de estudio 

Este tipo de flash te da unas funcionalidades increíbles como su uso inalámbrico y la adaptabilidad con varios accesorios. Aunque su desventaja más grande es el peso y tamaño. Son los indicados para hacer fotografía en estudio, se conectan directamente a la corriente y se acoplan fácil a trípodes y otros accesorios de iluminación. 

Por lo general, con estos equipos ya debes contar con un kit de iluminación.

Consejos para realizar tu compra de flash

A continuación, vas a encontrar algunos consejos a tener en cuenta a la hora de comprar tu flash y ciertas características técnicas importantes en las que te debes fijar cuando vayas a realizar tu compra. 

Presupuesto 

Es probable que no quieras invertir tanto dinero en tu flash, por las razones que sean, por no saber cómo usarlo o si lo vas a emplear lo suficiente. Y, aunque quieras comprarlo, buscas un modelo económico para empezar ¡No está mal! Pero la duda es ¿cuál comprar? 

Existe un flash de marca Yongnuo y el modelo yn-560 I – II – III – IV, cualquiera de estas referencias es un flash de una marca excelente, con un valor en promedio de 70 USD a 150 USD, lo que es bastante económico para ser tu primera compra relacionando calidad/precio. 

Trabaja en modo manual y es compatible con los modelos RF-602 y RF-603 de controles remotos, con un alcance de 100 mts. Puedes usarlo con cualquier cámara que tenga zapata estándar y un peso de 350g. 

Potencia o número de guía

El número guía es lo que nos referencia cuánta potencia tiene nuestro modelo de flash, así que debes fijarte en este aspecto. Si el número de guía (el cual cambia dependiendo de la apertura y la distancia focal máxima de la cámara) es alto, mayor será su potencia. Así mismo, si el número de guía es bajo, menor será su potencia. 

Dependiendo de esto se añadirá más luz o menos luz a la escena que vas a fotografiar. En tu flash puedes encontrar el número guía de la siguiente forma: “NG=50” por ejemplo. 

Para saber qué número de guía debes buscar, depende de los usos que vas a darle y en qué condiciones te encuentras. Sin embargo, te recomendamos conseguir un lente con la potencia más alta para que en ninguna situación te encuentres limitado, que por el contrario puedas explorar al máximo tus posibilidades. 

Tiempo de carga 

También conocido como velocidad de reciclaje, es el parámetro que te dirá cuánto tiempo tarda el flash en volver a emitir un destello, por lo general varía entre:

  • 1,5 segundos, para un flash conectado a la toma o corriente. 
  • 7 segundos, si está cargado mediante baterías. 

Debes saber que un flash con un tiempo de reciclado o carga muy lento no es la mejor opción.

Método de conexión

Existen 3 formas de adaptar el flash a tu cámara, no existe una mejor que otra, esto realmente depende de lo que tu veas más cómodo o como una mejor opción. Con el tiempo descubrirás qué opción te gusta más. 

  • La primera opción: adaptándolo a la zapata, que es el adaptador de la cámara para el flash. Para esto debes observar que tu cámara sea compatible con el modelo de flash. 
  • La segunda opción: Conectando la cámara mediante un cable. 
  • Tercera y última opción: Mediante control Wireless.

Top 5 de flashes para Canon, Nikon, Pentax, Olympus y de estudio 

1. Yongnuo YN-560 IV – Flash Speedlite para cámaras DSLR Canon, Nikon, Pentax, Olympus 

Es un flash recomendado debido a su precio y todas sus características, puedes encontrarlo en un rango aproximado de 85 USD en tiendas online. Su principal ventaja es su compatibilidad con todos los modelos o referencias de las cámaras DSLR.

Algo que se puede considerar como una desventaja (aunque depende de tu perspectiva) es el modo de configuración completamente manual, debes ajustarlo para cada escena según tu conocimiento en iluminación fotográfica. Sabemos que suena difícil, pero es un flash bastante intuitivo y con práctica lograrás acostumbrarte a él.

Su alcance es de 190, uno de los más altos, con el cual podrás hacer fotografía de larga distancia. Además, puede trabajar independiente a la cámara ya que se alimenta de pilas doble A y tiene un receptor de 2.4 ghz. 

2. Nikon SB-700 – Flash de zapata para cámaras réflex Nikon

Es un flash diseñado especialmente para cámaras Nikon que ofrece versatilidad debido a su cuerpo compacto. Su gran desventaja es el precio, ya que puede llegar a ser costoso en comparación con otros de la misma marca o de otras con las mismas características, lo encuentras en un rango aproximado de 280 USD.

Cuenta con una alta precisión al direccionar la luz debido a la función i-TTL de Nikon con la cual podrás tener tres diferentes formas:

  • Tipo estándar, para iluminación amplia y generalizada en todo el espacio; 
  • Central ponderado, para ubicar la luz en un punto central del encuadre y darle mayor fuerza al centro de atención de la imagen 
  • Uniforme para iluminar una gran cantidad de personas o para espacios cerrados amplios.

También cuenta con una protección contra calentamiento, lo cual es un problema general de los flashes, ya que si se calientan mucho pueden descargarse fácilmente e irse dañando.

3. Canon 430EX III RT EU16 – Flash Speedlite

Es un flash con la posibilidad de zoom, es decir, podrás aumentar o disminuir su luz. Es un excelente modelo, pero falla en su rango de distancia que alcanza como máximo 43 metros, que en comparación con otras referencias realmente es un valor reducido. 

Depende de donde lo adquieras, pero normalmente incluye filtros de difusión con los que podrás refractar la luz mejor y así que no quede muy fuerte sobre un solo sitio. 

Su funcionamiento es bastante sencillo, pues cuenta con tres tipos diferentes. Por un lado, el manual donde tendrás que configurar todos los ajustes, el automático que hará los disparos con los ajustes predeterminados sin importar la escena y el High speed que funciona por sincronización con la cámara. 

4. Sony HVL-F32M

Es un flash que se puede ajustar para cámaras de fotos o para cámaras de vídeo con panel tipo panorámico. Como accesorio destacable se encuentra su control inalámbrico que se puede sincronizar con el obturador de la cámara. 

Ofrece la posibilidad de trabajar desde cualquier ángulo, ya que su cuerpo es móvil y tiene un rango completo para acomodarlo según el tipo de toma. 

Entre sus desventajas encontramos que no cuenta con muchas funciones ajustables manualmente, por lo cual será un equipo prácticamente automático. 

Puede usarse en diferentes ambientes o climas ya que es resistente a golpes y a partículas de polvo, sin embargo, se debe tener cuidado con el agua o con golpes muy fuertes. 

5. Flash de estudio Godox SK400 II

Como su nombre lo indica, es un flash especial para trabajar en estudio, aunque no tiene un alcance muy grande por lo cual se recomienda para estudios pequeños o medianos. 

Trae consigo el sistema X de Godox que permite un control remoto. Eso sí, sólo funciona con equipos compatibles con el sistema y si no cuentan con este sistema hará falta un adaptador inalámbrico.

Para controlar sus configuraciones cuenta con una pantalla LD trasera y también con algunos diales para funciones como las potencias de luz, el control de luz, y el tipo de canal para el control remoto por sincronización.

También trae una base que se puede ajustar a cualquier trípode de estudio para flash o para cámaras de cualquier referencia.

En qué situaciones no debes usar flash

Esta no es una lista precisa ya que las situaciones pueden variar según tus gustos o los espacios en los que vayas a realizar un trabajo, los equipos que uses, entre otras razones. Vamos a darte tres situaciones específicas que consideramos menos oportunas para el uso del flash:

  • A largas distancias: Si un flash externo o el integrado no alcanza a cubrir al sujeto, será inútil hacer uso de él. Puede que la luz produzca efectos indeseados en la imagen.
  • Superficies reflectantes: Cuando vas a hacer tomas cerca de superficies u objetos como espejos, mesas de vidrio o ventanas, el flash puede causar efectos de refracción indeseados como brillos que sobreexponen la imagen.
  • Sobreexposición: Procura que la exposición siempre sea balanceada, si haces un uso del flash excesivo, por ejemplo, los rostros pueden quedar pálidos y transmitir una sensación de poca naturalidad.

Cómo usar el flash de noche o en sitios de poca luz

Existen 3 formas para poder realizar una buena fotografía en situaciones de poca luz: 

  • No usar el flash: Bueno, este consejo es un poco irónico respecto al tema de este blog, pero es la primera opción. 

Exponer tu fotografía de forma manual, usando correctamente el triángulo de exposición, aumentando la velocidad de obturación, controlando la apertura del diafragma y aumentando el valor del ISO. 

triángulo de exposición

Como consejo adicional, si tienes un trípode a la mano, ¡úsalo! Así evitas el riesgo de obtener fotos borrosas o con movimientos indeseados.

  • Flash externo: Como ya te explicamos, este tipo de flash te permite rebotar la luz y no dirigirla directamente al sujeto u objeto a fotografiar. Con esta técnica evitas el efecto de ojos rojos, creas perspectiva y sombras interesantes en tu producto final. 
  • Flash integrado: Si esta es tu última opción, evita disparar la luz directamente al sujeto u objeto, ya que vas a provocar ese efecto de ojos rojos que, aunque puedes corregir en un proceso de postproducción, la luz puede molestar los ojos de tu modelo. Para evitarlo puedes intentar poner paneles o alguna superficie hacia donde apuntar la luz para que refleje y no sea directa.

Cómo usar el flash en exteriores

La creencia más común es que el flash sólo se puede utilizar en espacios cerrados u oscuros, pero también pueden ser de gran utilidad en ambientes abiertos o ambientes que cuentan con luz natural.

¿Para qué sirven en estos espacios? Al uso del flash en estos entornos se le conoce como luz de relleno, su funcionalidad es corregir sombras, aumentar o disminuir contrastes. Por ejemplo, cuando la luz natural se ve nublada, es necesario el uso del flash.

Haciendo un uso adecuado del flash en estas escenas podrás corregir sombras como las que oscurecen el rostro debido a un exceso de luz natural y así podrás tener exposiciones adecuadas. Ten en cuenta que para poder hacer esto debes hacer las tomas con una velocidad obturación menor a la que se encuentra sincronizado el flash. Procura mantener la apertura del objetivo en sus rangos mínimos y así lograrás compensar la entrada de luz proveniente del flash y de la luz natural.


Los flashes son un accesorio indispensable especialmente para fotografía en estudio o para que tus fotografías queden un poco más profesionales. Claramente, no son de uso exclusivo, pues si tu cámara trae uno integrado, puede funcionar como alternativa en ambientes de poca luz. 

Ten en cuenta cada una de las diferencias que hay entre los flashes así si te decides por adquirir uno extra podrás hacer una compra según tus necesidades, tu presupuesto y no solo por querer un poco de iluminación extra.

Por último, te recomendamos que si quieres aprender más sobre fotografía puedes leer nuestros blogs sobre conceptos básicos, guías de compra, cámaras recomendadas, entre otros datos útiles sobre el tema.