Capture One 20: Paso a paso para empezar a usarlo

Capture One es uno de los programas de edición que se ha convertido en el favorito de los profesionales en el tema. Incluye una gran variedad de herramientas que van desde agregar títulos con diferentes fuentes hasta crear efectos que no se consiguen en otros programas similares. 

Destaca por su gran calidad de revelado para aquellos que trabajan en edición en formatos RAW. Es de los mejores programas de edición que te permite “arreglar” en cada una de las posibles pestañas de ajustes de la fotografía. 

Existen diferentes programas Capture One, hoy hablaremos de la actualización Capture One 20. Vas a conocer toda la información de esta interfaz y el paso a paso de uso para que te sea más sencillo trabajar en él. 

¿Qué es Capture One?

Capture One es un programa que pertenece a Phase One, toda un Suite dedicada a softwares y equipos dedicados a la fotografía. Es muy similar a la famosa Suite de Adobe, en especial a Lightroom, otro programa que tiene funciones de revelado en formato Raw. 

En este programa vas a encontrar especialmente fuentes variadas, filtros diferentes y un excelente trabajo para disminuir el ruido en las fotografías. Puedes personalizar su interfaz para un trabajo más cómodo, trabajar con diferentes gamas de colores y, por último, crear una organización de carpetas más avanzada.

Ventajas y desventajas de Capture One

Para que tengas más claro cuáles son las capacidades de este programa y sus falencias (si estás dudando entre otros programas de edición), vamos a contarte algunas de las ventajas y desventajas del Capture One. 

 Ventajas:

  • Ofrece diferentes modalidades de pagos, desde cuotas mensuales hasta anuales.
  • Sus medios de pagos benefician a aquellos que utilicen equipos Sony o Fujifilm.
  • El trabajo de exportación es más sencillo, puedes guardar el diferentes formatos al mismo tiempo sin tener que repetir el proceso.
  • A diferencia de otros programas, Capture One no genera un efecto de filtro para mejorar el ruido, lo hace de manera orgánica y detallada.
  • Permite dividir las tonalidades de los colores para tener más precisión al momento de elegir una gama en específico.
  • Cuenta con máscaras y capas para poder trabajar parte a parte aspectos como la iluminación.
  • Puedes mover las herramientas a tu preferencia para encontrarlas más fácilmente.
  • Permite organizar los archivos por sesiones fotográficas o por sección de efectos y cambios.

Desventajas: 

  • El valor de Capture One puede llegar a ser un poco más costoso en comparación de otras Suites como Adobe.
  • Puede ser un poco complicado su uso al principio, al ser una herramienta tan profesional tiene más herramientas que otros programas de edición.
  • No es tan sencillo encontrar información sobre tutoriales de este programa, sin embargo, la página oficial ofrece varios videos explicativos.

Paso 1: Descarga e instalación de Capture One 20

Al principio, Capture One fue pensado con el objetivo de trabajar en las imágenes que se realizan con equipos de la misma marca. Actualmente está pensada en generar un medio para editar archivos de gama media a alta y sobre todo en formato RAW

Esta herramienta cuenta con la posibilidad de conectar directamente tu cámara e ir viendo las fotografías en tiempo real y así, ir haciendo las obturaciones desde allí.

Para el tema de la descarga del programa, debes tener clara la versión que quieres utilizar. Cada una de las versiones cuenta con diferentes herramientas que ayudarán según tus intereses. Entre las versiones que vas a encontrar están las siguientes: 

  • Versión Capture One Pro: Esta versión está pensada para trabajar con archivos RAW provenientes de marcas como Canon, Nikon, Panasonic, Olympus, Fujifilm, entre otras. 
  • Capture One Pro Fujifilm: Como puedes darte cuenta por el nombre, está diseñada especialmente para cámara Fuji.
  • Capture One Pro Sony: Diseñada para el trabajo de archivos provenientes de equipos Sony.
  • La que estamos conociendo hoy, Capture One 20: Está pensada en especial para equipos Sony, sin embargo, puedes trabajar archivos provenientes de todas las marcas.

Luego de haber elegido la versión que te sirve, verás la opción de elegir entre obtener la versión gratuita durante 30 días, o empezar un plan de pago mensual o anual para iniciar a trabajar en él. 

Cualquiera de las versiones las vas a encontrar en la página oficial de Capture One, allí está la opción de la versión gratuita y las versiones pagas. Los valores de este programa se encuentran entre 415 USD para la versión Capture One 20 y 200 USD para el caso de las versiones anteriores. 

Paso 2: Conociendo la interfaz de Capture One 20

Al abrir el programa, puedes sentir algo de temor pues aparenta ser algo complicado. Verás en el centro la imagen que vas a trabajar, a los lados varios menús y en la parte superior toda una barra de herramientas. Pero ¡tranquilo!, te aseguramos que es más sencillo de lo que parece y después de leer esto tendrás una guía básica para ubicarte en su interfaz. 

Cuando abras el Capture One 20, verás que se divide en cuatro áreas principales.

En la parte izquierda encontrarás la primera, allí verás la caja de herramientas básicas donde están las carpetas de archivos, la opción de conectar el programa con el equipo, herramientas de recorte básico o de perspectiva para mejorar la posición, cambios de colores, ajustes de luz, los metadatos de la fotografía y las opciones de exportación. 

La otra zona es la principal, es decir la del centro: tendrás la visualización completa del archivo que acabas de abrir, y todas las herramientas e información se encuentra en los costados. 

La siguiente zona es la del costado derecho, allí encontrarás la parte de navegación. Esta sirve cuando seleccionas más de dos archivos y también funciona para el movimiento dentro de la imagen principal, es decir, el zoom que hagas durante el proceso de edición. 

Por último, está la zona superior, en esta parte están otras herramientas extras del programa. Entre esas herramientas está la de guardar, hacer capturas, deshacer los cambios o ir hacia adelante en los cambios que se han hecho, agregar una regla en forma de cuadrícula, copiar ajustes anteriores y pegarlos, entre otras. 

Como puedes ver, es algo sencillo y tienes la posibilidad de ver los nombres de cada herramienta para no confundirte con los iconos y manejarlo rápidamente.

¡Todo se trata de la práctica!

Caja de herramientas

Como el resto de aplicaciones de edición, estos programas cuentan con unas herramientas básicas. A continuación te contaremos sobre las más importantes y las que más vas a utilizar en tu proceso de edición. 

Recuerda que también existen subpestañas de herramientas que están agrupadas dentro de las mismas categorías y aunque cumplen funciones similares, sí son distintas en algunos aspectos. 

Las herramientas de Capture One tienen una forma similar de funcionar en cuanto a cómo realizar los cambios y ajustes, así que sin tanto rodeo empecemos por estas herramientas.

  • Biblioteca: Desde esta opción vamos a poder administrar y navegar por las diferentes carpetas y filtrar fotos por categorías, ya sean colores o puntuación. 
  • Capturar:  Esta opción es la indicada cuando realizamos flujos de trabajo, o también llamado Tethering, en el que conectamos nuestro dispositivo móvil al ordenador. 
  • Lentes: En esta herramienta vas a encontrar ajustes de recorte, rotación, corrección de lente y perspectiva. 
  • Color: Vas a encontrar herramientas como ajustes de color, balance de blancos y herramienta de blanco y negro. 
  • Exposición: Aquí vas a poder corregir en tu fotografía los ajustes de exposición, luces altas sombras, saturación y claridad. 
  • Detalles: Y si tienes una fotografía con desenfoque y ruido, esta es la herramienta que te va a ayudar a corregirlo. 
  • Ajustes: Aquí podemos encontrar nuestros presets o estilos. 
  • Salida: En esta configuración puedes crear y ajustar los datos para poder procesar y exportar tus imágenes en los diferentes formatos que necesites. 
  • Lotes: Este podría considerarse como la biblioteca de imágenes agregadas y en fila de procesamiento y el historial de las ediciones que ya se realizaron. 

Como te mencionamos, la forma de realizar los ajustes es similar, para cambiar solo tienes que arrastrar la barra que se desliza de lado a lado o puedes ingresar el número o valor en la casilla al lado derecho.

Además de las configuraciones que te mencionamos anteriormente, la aplicación cuenta con unos ajustes en la esquina superior derecha, a estos los denominaremos “ajustes comunes” y son 6. Veamos cuáles son: 

  • Interrogante: Este símbolo “?” te va a abrir una ventana de soporte del programa en el que te explicará para qué sirve cada herramienta. 
  • Varita: Es una herramienta automática en el que los valores se ajustan según el criterio del programa. 
  • Flecha doble: Sincronización de ajustes, copias rápidamente los ajustes realizados a una selección específica. 
  • Flecha redondeada: Elimina los ajustes realizados y deja los valores originales. 
  • Texto: La configuración que contiene otras aplicaciones, tipo de letra, fuente, tamaño, alineación, etc. 
  • Tres puntos: Aquí encontrarás unas “sub-pestañas” de funciones adicionales. 

Todas estas herramientas las puedes personalizar y ajustar en cuanto tú lo desees, además de fijarlas en donde sea más cómodo su uso para ti. 

Visualización y navegación de imágenes 

Como ya mencionamos antes, la navegación de este programa se encuentra en la zona derecha de la interfaz. Desde allí tienes la visualización del catálogo o la cantidad de fotos que hayas seleccionado abrir. 

Un atajo que te será útil para la navegación es oprimir la letra G, con ella desactivas el modo del menú izquierda y verás en todo el centro todas las imágenes. En la parte superior derecha de este menú, tienes la opción de elegir el modo de vista si lo prefieres en lista, cuadrícula o una a una de las imágenes. 

En esta parte del menú también tienes un buscador de archivos, si organizas tus fotografías por palabras clave te será mucho más fácil encontrarlas. También, con este navegador puedes ver los archivos según el filtro que hayas utilizado en cada uno de ellos. 

Por último, si quieres hacer zoom en la principal o en las imágenes del costado, con el icono de lupa podrás navegar dentro de cada una, acercándote o alejándote con uno o varios clicks. Realmente es algo sencillo y muy intuitivo de manejar. 

Barra de herramientas extra

Te hemos mencionado una cantidad de herramientas de esta aplicación, pero no termina definitivamente. La barra que te describiremos a continuación se divide en 3 secciones y con cada una de ellas vas a poder trabajar: 

  • Las secciones de la derecha y de la izquierda: Son accesos directos o funciones que se usan con más frecuencia en el proceso de edición. 
  1. En la barra de la izquierda tendremos la opción de: importar archivos, exportar, capturar, restablecer ajustes, deshacer y rehacer (todos las herramientas que te mencionamos anteriormente). 
  2. En la barra de herramientas de la derecha: Hay botones como superponer una cuadrícula, aviso de exposición, fórmula de prueba, editar selección, copiar y aplicar ajustes de una imagen a otra. 
  3. Por último, arriba y en el centro vas a tener las herramientas de: Seleccionar (V),  Arrastrar (H),  Lupa (P), Recorte (C), Enderezar (E), Perspectiva Vertical (K) Borrar mota (O), Dibujar máscaras (B), Balance de Blancos (W), Aplicar ajustes (A) y Dibujar anotaciones (I).

Paso 3: Exportar y guardar imágenes 

Gracias a las características que tiene este programa, puedes ahorrarte mucho tiempo y guardar en la memoria del programa los ajustes que quieres a la hora de exportar tus imágenes. 

Puedes guardar diferentes fórmulas de procesado según lo que más uses, una forma de decirlo es que Capture One te deja renombrar “presets de procesado” o “presets de exportación” 

Y, por último, también puedes dejar ajustes en el que se cree el nombre de las carpetas según datos, ya sea fecha, nombre, lugar, etc. ¡Te ofrece un mundo de posibilidades! 


¿Qué esperas para probarlo? 

Con este artículo buscamos darte todos los aspectos y una visión general del programa, para qué te sirve, que características encuentras, y cómo puedes organizar la interfaz para hacerla más cómoda según tus necesidades. 

Ahora que tienes un conocimiento “teórico”, ve a la práctica y pruébalo por ti mismo. Recuerda que tenemos muchos otros pequeños cursos en el que puedes aprender de Lightroom, Photoshop y edición de todo tipo de fotografías como en blanco y negro y retratos.